01_Recetas, Apto para, carnes, segundos platos
Leave a comment

Pies de cerdo crujientes, quenelle de boniato

Cuando llega el invierno nos gusta hacer el caldo casero y cada semana hacemos una olla bien grande para que cene toda la familia.

Normalmente hacemos el caldo con un pollo entero, pero desde hace un tiempo le ponemos dos pies de cerdo para que quede más sabroso y untuoso.

En la receta de hoy vamos a aprovechar estos pies de cerdo que una vez hecho el caldo normalmente despreciábamos y los vamos a deshuesar, planchar hasta dejarlos crujientes. Los acompañamos de un puré de boniato que estamos en plena temporada.

Ingredientes

 

  • 4 pies de cerdo
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 ajo
  • 2 boniatos
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Elaboración

 

  1. Ponemos las verduras cortadas pequeñas en una olla a sofreír. Cuando tengan color añadimos los pies de cerdo y cubrimos con agua. Dejamos cocer durante 3 horas a fuego muy lento.
  2. Colamos el caldo y lo ponemos a reducir hasta conseguir una salsa espesa y consistente. Rectificamos de sal.
  3. Retiramos los pies del caldo y una vez templados los deshuesamos intentando dejar la forma del pie.
  4. Asamos los boniatos al horno a 180º durante 30 minutos. Pelamos y trituramos con ayuda de un pasapurés. Salamos.
  5. En una sartén planchamos los pies de cerdo deshuesados a fuego medio hasta que queden crujientes.
  6.  Servimos la salsa, una quenelle de puré y el pie de cerdo crujiente.

Consejo

Podemos usar pies de cerdo ya cocinados y dejarlos cocer un rato más en caldo de pollo para poder deshuesarlos en caliente y tener luego un poco de salsa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *