01_Recetas, aperitivos, Apto para, verduras
comments 9

Nuestras patatas bravas

Creemos que teníamos que hacer un post de salsa de bravas, y esta es nuestra receta: la que hacía Bruno Palazzi en un restaurante en el que trabajó y que le dio fama en todo Barcelona.

Son las mejores bravas que hayáis probado, no porque lo digamos nosotros, sino por el éxito que siguen teniendo hoy día en el Restaurante Meating.

Ahora los artífices de esta salsa son Mustafá Gulam y Lizzet Roman; mis chicos, a los que tengo un gran aprecio.

 

Ingredientes

  • 4 cebollas grandes
  • 1 guindilla seca
  • 1cuch. pimentón dulce
  • 1cuch. pimentón picante
  • 1l. aceite de oliva suave
  • 4 patatas monalisa
  • Sal

Elaboración

  1. Cortamos la cebolla y la guindilla seca en pequeños trozos y la ponemos a sofreír con la mitad del aceite a fuego fuerte durante 1 hora sin parar de remover. Tiene que quedar de un color bien oscuro.
  2. Añadimos los dos pimentones y l sal, rehogamos 3 minutos y agregamos el resto del aceite. Dejamos que vuelva a hervir y trituramos.
  3. Cortamos las patatas lavadas, sin pelar en 8 trozos dejarlas en remojo con agua para quitar el almidón de la patata.
  4. Las pochamos en aceite de oliva a temperatura media hasta que estén cocidas. Retiramos.
  5. Dejamos que el aceite vuelva a tomar temperatura alta y acabamos de freír las patatas , hasta que queden bien doradas y crujientes. Las ponemos en un papel para sacar el exceso de grasa.
  6. Emplatamos, ponemos la salsa encima y alioli de azafrán.

Consejo

La salsa aguanta 10 días en nevera cubierta de su propio aceite.

Podemos congelarla en una hielera e ir sacando según necesidad.

9 Comments

  1. Jose Maria says

    Me alegra que has compartido esta receta , son unas bravas diferentes pero extraordinarias ¡¡¡¡ Inigualables ¡¡

  2. Lizzet Roman says

    Me suena, esta receta me suena….
    Como no Bruno Palazzy, solo a ti te correspondía dar a conocer los secretos de esta sencilla pero buenísima receta de salsa brava…
    Y efectivamente aqui en el Meating nadie se va sin comer las clásicas patatas bravas y salen contentísimos…
    Gracias Bruno Palazzy…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *