01_Recetas, aperitivos, Apto para, verduras
Leave a comment

Remolacha, Burrata, trufa

Hoy Silvia me ha sorprendido con una trufa negra maravillosa y se nos ha ocurrido hacer un aperitivo muy sencillo.

El nombre de Burrata proviene de una de sus principales características: la textura cremosa y suave que recuerda la de la mantequilla, “Burro” que en italiano significa mantequilla. … La principal diferencia es que la Burrata es mucho más cremosa y suave que la Mozzarella.

La idea de nuestro plato es unir el sabor terroso de la remolacha asada y la trufa rallada con la cremosidad de la Burrata fresca. La combinación de sabores es una delicia..!!!

Ingredientes

 

  • 1 remolacha fresca
  • 1 Burrata
  • 1 trufa negra
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

Elaboración

 

  1. Encima de una hoja de papel de plata ponemos la remolacha, sal, pimienta y unas gotas de aceite de oliva virgen. Envolvemos en el papel de plata y asamos a 180º durante 40 minutos.
  2. Dejamos que se temple y pelamos la remolacha.
  3. Cortamos la remolacha con una mandolina en laminas muy finas y rellenamos con una parte de la Burrata. Rallamos la trufa encima con ayuda de un microplane.

 


 

Consejo

Aprovechad el horno encendido para asar más cosas; no solamente una remolacha.

Las remolachas asadas las podemos usar como guarnición, para ensaladas o como plato aliñadas con una vinagreta.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.